Amuletos de la suerte

/Amuletos de la suerte
Amuletos de la suerte 2018-03-01T16:48:02+00:00

Historia de los amuletos de la suerte

Desde tiempos inmemoriales la gente ha buscado algo para poder atraer la buena suerte hacia su persona.

Todos recordamos el San Cristóbal que ponían nuestros padres en el salpicadero del coche para evitar accidentes, otros recordarán la pata de conejo, se supone que frotándola nos traía buena suerte. Si nos remontamos un poco más, los agricultores que habitaban la zona que actualmente es conocida como Israel utilizaban cuentas verdes para proteger sus cultivos y sobre todo a su familia. Es posible que este color de las cuentas cuando son jóvenes significa para la agricultura la germinación y la fertilidad para las personas, son sinónimos enfocados a un mismo objetivo uno para la tierra y otro para los más allegados significando éxito en la fertilidad. en definitiva, estas cuentas verdes eran amuletos utilizados en la antigüedad para el desarrollo tanto a nivel de plantación como de descendencia.

Tipos de amuletos de la suerte

Los amuletos o talismanes son casi exponenciales a la autoconfiaza. Las personas creen en ellos y les sirve para reafirmar su andadura por la vida, simplemente un amuleto o talismán les hace crecer en confianza y sentirse más seguros de si mismos.

En casi todos los ámbitos de la vida,  el amor, el dinero, la protección o la salud, están muy presentes dotando a la vida de los que creen en ellos de una fuerza extra para afrontar distintos momentos de ella.

Amuletos de la suerte

Amuletos de la suerte caseros

Lo primero antes de empezar a hacer nuestro amuleto es cambiar nuestra forma de ver las cosas, tenemos que ser positivos, de esta manera la energía que nos rodea se tildará de ese color y será más fácil atraer lo bueno y alejar lo malo. Cualquier objeto es válido ya que lo que verdaderamente importa es nuestra forma de enfocar la energía para poder transmitírsela al objeto que hayamos seleccionado.

Una vez que hayamos seleccionado el objeto (puede ser una llave por ejemplo)  para su elaboración vamos a realizar los siguientes pasos:

  1. En un sitio con mucho luz, sumergimos el objeto en agua con sal, importante es la luz parta conseguir llenarlo de energía positiva
  2. Pasados unos días (3,4) lo sacamos del agua y lo secamos dejándolo sobre un trapo blanco (símbolo de la luz)
  3. Una vez que hayan pasado esos días cogeremos nuestro objeto ynos concentraremos en él para poder transmitirle nuestra energía positiva
  4. No olvides llevarlo siempre contigo, te será de gran ayuda para superar el día a día.