El lamento de una Banshee

Las Banshees, son criaturas de la mitología irlandesa que tienen la apariencia de mujeres. Generalmente se presentan como ancianas fantasmagóricas, aunque también pueden adoptar la apariencia de doncellas rubias y hermosas. Era normal que las familias más importantes de Irlanda contaran con uno de estos espíritus, los cuales se encontraban a su servicio y anunciaban la muerte cuando uno de sus miembros estaba a punto de fallecer.

Cada vez que esto sucedía, la Banshee emitía profundos lamentos que podían escucharse bajo la ventana de la habitación, perteneciente a aquella persona que estaba próxima a su defunción. También podía permanecer a lo lejos, deambulando por los terrenos que rodeaban la casa de la familia y situándose en los muros que delimitaban la propiedad.

Debido a esto, fue que se instauró la creencia de que el aullido de una Banshee auguraba desgracias y desolación, pues una vez que llegaba esta criatura, significaba que la Muerte rondaba cerca.

 

Círculos de protección

Cuando una persona se veía amenazada por las fuerzas del mal o brujerías, lo más aconsejable era realizar un Círculo de Protección dentro del cual pudiera resguardarse, a fin de mantenerse a salvo. Estas figuras tienen su origen en la mitología celta y eran muy utilizados por los Wiccanos; personas que practicaban la magia en conjunto con las fuerzas de la naturaleza.

Los círculos de la Wicca canalizaban energías sagradas que repelían a las brujas, los demonios o las energías negativas, ya que purificaban el espacio en donde eran creados. También se utilizaban como sitios de concentración desde los cuales las personas podían estar en contacto con el entorno natural que los rodeaba o simplemente, tener un momento de paz y tranquilidad.

Para hacer un círculo de protección, se puede utilizar sal de mar y tomar como modelo, la geometría de un símbolo circular celta que sirva para este propósito. En caso de practicarlo en casa, se deben apagar aparatos como el televisor y la radio, desconectar el teléfono y cualquier cosa que pueda crear distracción mientras se está dentro del círculo.

 

Cuerno de Unicornio, un amuleto medieval

Antiguamente se creía en la existencia de los Unicornios, animales mitológicos con la forma de corceles que portaban un largo cuerno en sus cabezas al cual se le atribuían diversas propiedades mágicas y curativas. Una de las funciones más importantes de este elemento, era la de detectar venenos y purificar líquidos y alimentos de cualquier sustancia maliciosa que pusiera en peligro la vida de los seres vivos, lo que convertía al cuerno de unicornio en un poderoso talismán.

El proceso para obtener tan codiciado objeto, era llevar a una joven virgen a los bosques donde estas criaturas habitaban y hacer que sentara bajo la sombra de un árbol. El unicornio, atraído por la pureza de la doncella, acudiría a recostar la cabeza sobre su regazo hasta quedarse dormido y entonces ella podría cortar un pedazo de su cuerno.

Fungía también como un ingrediente muy eficaz en pócimas de protección y brebajes para aumentar la virilidad y el vigor sexual de los hombres en edad adulta.

Magia blanca