October
2

A diferencia de los talismanes, los amuletos están orientados a propósitos más generales y usualmente brindan protección contra todo peligro. También pueden desintegrar enfermedades o terminar con la pobreza material. Mientras que los talismanes son activos, los amuletos son considerados objetos pasivos, que reaccionan a eventos que le vayan ocurriendo a su poseedor más que específicamente crear algo o atraer un poder.

Los amuletos nos dan protección, pero a veces también puede ocurrir lo opuesto, y que el amuleto haga nuestra vida más peligrosa. Los ejemplos más famosos de esto es el Diamante Esperanza, que le dio mucho sufrimiento y dolor a cualquiera que lo tuviese en su poder.

Originalmente, los amuletos solían ser objetos naturales. Colas y garras de conejo, tréboles de cuatro hojas, y otros son grandes ejemplos de los amuletos más comunes. Sin embargo no llevó mucho tiempo que el hombre confeccionara sus propios amuletos, especialmente en las formas de adornos y accesorios para el cuerpo. Las joyas son frecuentemente utilizadas como amuletos hoy en día.

Un amuleto también puede ser un objeto especialmente hecho para que lleves todo el tiempo contigo para tu protección. Por ejemplo, San Judas es considerado el patrono de los policías, y a principios del siglo veinte, muchos oficiales de policía de Nueva York llevaban medallas de San Judas para que les diesen protección.

Encantamientos de la suerte

Los encantamientos de la suerte combinan las cualidades tanto de amuletos como de talismanes. Son activos como los talismanes y generales como los amuletos. Los encantamientos de la suerte tienen como objetivo atraer la buena suerte y la buena fortuna a quien sea que los poseyera.

Originalmente, los encantos consistían en palabras que eran cantadas o recitadas. La palabra “encanto” en sí misma es derivada en francés de la palabra “charme”, que significa “canción”. La bendición que otorga un sacerdote al final del servicio eclesiástico es un excelente ejemplo de un encantamiento tradicional. Cuando la gente comenzó a escribir palabras en vez de decirlas, los encantamientos se comenzaron a asociar con objetos mágicos como los amuletos y talismanes.

La gente ha usado encantamientos para obtener protección y atraer sucesos que beneficiarían a otros más que a sí mismos. En 1968, unos constructores que estaban trabajando para el proyecto del Cohete Vanguard de la Marina de los Estados Unidos salieron a decir públicamente que un suceso de fallas fueron causadas por la ausencia de la imagen en medallas de San Cristian en los cohetes. San Cristian es considerado el patrón de los viajantes y las medallas que contienen su imagen son consideradas como protección para las personas al momento de viajar. Al siguiente cohete se le añadió una medalla del santo, y éste funcionó perfectamente, sin falla alguna.

Como pueden ver, a veces es difícil decir si ciertos objetos mágicos son amuletos, encantamientos o talismanes. De hecho, no es del todo inusual encontrar un objeto que realice las tres funciones dependiendo de las creencias de su dueño. Esencialmente, sin embargo, los talismanes proveen de poder activo; los amuletos proveen protección pasiva y los encantamientos atraen buena suerte y dan protección contra lo malo. Probablemente no haya diferencia, al fin y al cabo, si los llaman de una u otra manera, siempre y cuando elijan el objeto correcto para sus necesidades específicas.

0

Deja un comentario

Nota: La moderación de comentarios está activada y tu comentario podría tardar en aparecer en el blog. No es necesario volver a publicar el mensaje varias veces.

Blog amuletos.org